Propiedades, Planta y Equipo para Pymes – Parte II

octubre 29, 2013 por · 3 Comentarios 

Como se ha mencionado anteriormente la medición (Medición:  Proceso de determinación de los importes monetarios en los que una entidad mide los activos, pasivos, ingresos y gastos en sus estados financieros) en IFRS tiene diferentes momentos:

i.  Medición al momento de la adopción inicial de IFRS. Cuando ya se venia trabajando con COLGAAP y luego se adopta IFRS y el activo – Propiedad, Planta y equipo en esa transición ya es controlado por la entidad, con que valor pasa de COLGAAP al Balance de Apertura.

ii.  Medición Inicial. Cuando ya la contabilidad esta inmersa en IFRS y se obtiene una activo; esa primera medición tiene una forma especifica.

iii.  Medición posterior, del mismo activo a través del tiempo.

Medición Inicial.  Un elemento de P, P y E, que cumpla los criterios de reconocimiento de un activo debe ser medido al costo.  Costo=Precio de adquisición incluidos aranceles de importación, impuestos indirectos no recuperables que sean inherentes a la adquisición, menos descuentos y  rebajas. Adicionalmente, todos los costos directamente atribuibles a la ubicación del activo en el  lugar y condiciones para funcionar del modo previsto, y por último la estimación inicial de los costos de desmantelamiento, retiro del elemento y rehabilitación del lugar   (para los casos en que aplica).

Medición Posterior. Como la contabilidad para Pymes busca simplificar las figuras utilizadas en IFRS plenas, la norma indica que la medición posterior es también al costo, no existe el modelo de Revaluación.  Lo que significa que se debe medir al costo menos la depreciación acumulada, menos cualquier perdida acumulada por deterioro. (Un activo se deteriora cuando su valor en libros supera el importe recuperable=mayor valor entre el valor en uso y el valor razonable menos los costos de venta; es decir hay tres elementos a tener en cuenta, 1. en que valor esta registrado en libros neto, el otro es lo que recibiría hoy si lo vendiera neto en condiciones normales de una venta no una ganga, ni premio, ni estado de necesidad, etc., y el otro es cuantificar a hoy los flujos que espero que el activo me genere – si se puede medir-)  Es posible que las perdidas por deterioro de un activo se constituyan en una diferencia entre lo contable y lo fiscal.  Esta evaluación de las pérdidas por deterioro deben hacerse al cierre de cada periodo contable

Adopción por primera vez. la norma permite que se utilice el valor razonable del activo como costo en el balance de apertura.

En la parte III veremos ejemplos.

 

 

 

 

Propiedades, Planta y Equipo para Pymes – Parte I

octubre 23, 2013 por · 1 Comentario 

A la luz de IFRS la norma aplicable es la NIC 16.Propiedades, Planta y Equipo y bajo el modelo Pymes (Small & Medium Sized Entities) es la Sección 17 con el mismo nombre.

En esta nota quiero enfocarme en la norma para Pymes.  Pero en este, como en todos los casos de análisis en IFRS, cuando se empieza a considerar que norma aplicar no se puede considerar solamente la norma que lleva el titulo de lo que bajo ColGAAp consideramos como P, P y E porque es posible que la definición sea más amplia y por ende ocupemos normas de forma trasversal, entonces en el momento del Balance de apertura o del reconocimiento inicial hay algunas preguntas que deben responderse antes de concluir si se esta hablando de P, P y E  en el marco de IFRS.  Es posible que toquemos entonces normas como, Deterioro del valor de los Activos , Propiedades de Inversión, Arrendamientos, y otras generales relacionadas con presentación, revelaciones etc.  (Ver tambien Costo Atribuido)

Para empezar hay que tener claridad respecto a qué es un activo a la luz de IFRS o NIIF.  “Un activo es un recurso controlado por la entidad como resultado de sucesos pasados, del que la entidad espera obtener, en el futuro, beneficios económicos.”  Y aquí hay una diferencia con ColGAAP y es que en Colombia en ocasiones nos guiamos más por la forma que por la esencia, por ejemplo hay P, P y E que es reconocida en los EEFF por el solo hecho de que la escritura o factura esta a nombre de la entidad aun cuando no sea controlada por la misma, ni se espere recibir beneficios económicos futuros (Potencial del activo para contribuir directa o indirectamente a flojos de efectivo o equivalentes).  Este es un caso interesante en los prestadores de servicios públicos cuando el municipio ha entregado activos utilizando diferentes figuras jurídicas pero manteniendo la propiedad legal mientras que  el uso, control y beneficios (derechos y obligaciones) son de la empresa prestadora de servicios públicos.  Para ColGAAP entonces por la costumbre no sería un activo y bajo IFRS tendría que ser reconocido como tal.

Ahora revisemos la definición de Propiedad, planta y equipo: “son los activos tangibles que: (a) posee una entidad para su uso en la producción o suministro de bienes y servicios, para arrendarlos a terceros o para propósitos administrativos; y (b) se esperan usar durante más de un periodo. Un elemento de propiedades, planta y equipo se reconocerá como activo si, y sólo si: (a) sea probable que la entidad obtenga los beneficios económicos futuros derivados del mismo; y (b) el costo del activo para la entidad pueda ser valorado con fiabilidad.”  Aquí encontramos otro cuestionamiento y es para que se usa el bien, ya que si fuera el caso de que se tenga un activo; terreno o edificio, para obtener de él rentas, plusvalías o ambas, y no se ocupa para la producción o suministro de bienes y servicios y no se espera vender en el curso normal de los negocios;  estaríamos hablando de una Propiedad de Inversión y debemos remitirnos a NIC 40 o sección 16.

De igual manera tocando los limites del reconocimiento tenemos que evaluar también la NIC 17 arrendamientos.  Esta norma indica como se debe reconocer un arrendamiento financiero para el arrendatario lo cual afectaría el rubro de P, P y E. (Esta norma la explicaré mas adelante)

Ya teniendo claridad respecto a qué se debe reconocer como Propiedad, Planta y Equipo; lo cual no es necesariamente lo mismo que se tiene bajo ColGAAP, se puede empezar a analizar la medición Inicial, la Medición posterior, Presentación y Revelación y también veremos como es el manejo en Adopcion por primera vez.

Chile – La experiencia del después

octubre 1, 2013 por · Comentar 

Después de casi dos años de trajinar la contabilidad de una empresa del sector financiero que reporta Informe de Gestión a diario (si a diario) bajo IFRS, no me dejo de sorprender del antes y el después.

El antes, como estamos hoy en día en Colombia, con la expectativa de lo que será, los costos en que las empresas tendrán que incurrir, el software, la capacitación de todos los del equipo o solo para el contador?,  el impacto de la aplicación de las normas propiamente dichas en los estados financieros, si va aumentar el trabajo y con el los honorarios o el salario y/o en su defecto la empresa contratará más gente.

El después, hay que reconocer que hay una cultura contable diferente, y no me refiero solamente a IFRS, para un contador normal en Colombia lograr reportar Estados Financieros 12 horas después del cierre sería casi una proeza, aquí (en este sector por lo menos) eso es lo que se hace todos los días, resultados oportunos, sujetos a tomar medidas para dirigir las cifras del día y corregir lo necesario. Hoy se que si se puede, sin trasnochar, sin trabajar fines de semana, es cosa de metodología y recursos.

Retomando IFRS, la verdad es que de un equipo contable que trabaja bajo normas chilenas (Contabilidad tributaria denominada aquí) y bajo IFRS la gran minoría saben IFRS , los otros miembros del equipo, reciben unos cuadros de Excel y se encarga de continuarlos y construir la siguiente fila como la anterior cambiando la fecha.   Pero ese momento en que se definió el cuadrito de Excel fue decisivo para que aquella persona que no sabe IFRS haga las cosas correctamente.  Y en ese momento converge el antes y el después, ese es el futuro a corto plazo en Colombia, definir el cuadrito de Excel, la cuenta que se va a homologar, las que van a pasar iguales (porque muchas si pasan igual que bajo ColGAAP), de donde se sacan los impuestos, los libros, si el dueño va a autorizar el cambio o desarrollo del software o al contador le toca inventarse un método en Excel (si es que se puede) etc.   Evaluar si se podría seguir trabajando en contabilidad local y para la emisión de estados financieros homologar lo homologable y reconstruir lo que definitivamente no es igual, establecer el nuevo plan de cuentas y las diferencias.

Si lo Estados Financieros de la compañía son sencillos, continuarán asi luego de IFRS, si su mayor preocupación es Propiedad, Planta y Equipo y tal vez arrendamientos e intangibles, siendo PPyE a nivel general el punto que más expectativas esta generando para pymes,  hay que concentrarse en aprender y aplicar esos cambios; IFRS tiene muchas normas, que para una empresa sin transacciones complejas probablemente nunca se van a aplicar.   Estas tres categorías tienen cambios y no pasarán igual al entrar al mundo IFRS.  Si por el contrario el ente económico es del Grupo 1 o 2 siendo una empresa “grande” se supone que se va a contar con el apoyo de un asesor temporal o definitivamente para que lidere el proceso, capacite etc. El dicho “en tierra de ciegos el tuerto es rey” nos aplica porque son muy pocas las personas que hoy en día manejan bien IFRS en Colombia, pero entre todos y leyendo un poco lo vamos a lograr.

En conclusión viéndolo desde el antes podría verse difícil y aburrido el cambio, viéndolo desde el después es una excelente oportunidad para aprender, sacar de la monotonía nuestra profesión que a veces parece de segunda línea, y a lo mejor este cambio en la practica, como lo veo yo desde el después, no es tanto como nos imaginamos.  Hay que subirse al bus de IFRS, no dejarse quedar,  Animo y adelante!