De qué se trata el proyecto de Norma IFRS:  Presentación General e información a Revelar.

marzo 13, 2020 por · 1 Comentario 

Este proyecto responde a necesidades manifiestas de los usuarios de la información en relación con:

  1. Estructura y contenido del estado de resultados. Faltan subtotales adicionales dentro de la estructura del estado de resultados, lo que ocasiona falta de coherencia en la presentación.
  2. Agregación y desagregación de estados financieros. Actualmente no se cuenta con la información suficiente para tomar decisiones sobre los Estados Financieros.
  3. Medidas de rendimiento – MPM (Management Perfomance Measurement) – definidos por la gerencia. Las medidas de rendimiento actualmente deben ser reveladas y los análisis realizados indican que los inversores si utilizan y analizan esta información, muchas veces estas revelaciones no son transparentes, son difíciles de encontrar o cambian de un periodo para otro de acuerdo con la necesidad de la gerencia.

 

Este Proyecto (Exposure Draft) está estructurado para ser una nueva norma que sustituirá la NIC 1 – Presentación de estados financieros y establece nuevos requisitos de presentación e información a revelar y buscan mejorar la forma en que se comunica la información en los estados financieros especialmente en el estado de resultados.

 

Estructura y contenido del estado de resultados. 

IASB propone agregar 3 subtotales en el estado de resultados, que podrían entenderse como una separación en secciones del estado de resultados, que permitan facilitar el análisis de las operaciones y la comparación entre entidades:

Resultado de las operaciones.  La sección Operacional es muy importante y no es una categoría residual, porque se parte del hecho que todo es operacional, con excepción de lo relacionado con asociadas y negocios conjuntos, inversión y financiación.  Se ha identificado que este subtotal es uno de los más utilizados por las empresas y por los usuarios de la información. De acuerdo con la investigación realizada por el IASB en una muestra de 100 Estados Financieros, hay por lo menos 9 que tienen una forma diferente de definir el resultado de las operaciones.

Resultado antes de financiación e impuesto a las ganancias.  El objetivo de este subtotal es facilitar el análisis del resultado independientemente de como se financia una entidad.

Resultado de las operaciones e ingresos y gastos procedentes de asociadas y negocios conjuntos integrales. El propósito de este subtotal está relacionado estrechamente con las actividades principales, que no serían de inversión, pero deben ser discriminados.  Las de inversión, son aquellos ingresos y gastos que no hacen parte de las actividades principales de la entidad.

 

Es importante tener en cuenta que el IASB no puede alinear el ER y EFE ya que tiene objetivos distintos.  Si hay una venta de un activo fijo en el ER es operativo y en el EFE entra en la categoría de Inversión.  Por esa razón la definición de gastos financieros, aun si se basa en la definición de financiación de NIC 7, a pesar de ser la misma categoría no necesariamente se presenta de la misma forma.

 

Agregación y desagregación de estados financieros en las notas. 

Se incluyen directrices de la forma como se debe desagregar la información.  Por ejemplo, el papel principal de los estados financieros principales ayuda a definir el nivel adecuado de agregación y desagregación y sobre los elementos que se describen como Otros respecto de los cuales se deberá describir el mayor valor incluido en esta línea.  Los requisitos de análisis de gastos operativos serán más sólidos, sea por naturaleza o función, el que resulte más útil. Si para un sector fuera más útil una de las dos formas, en la práctica se espera que todo el sector lo presente de la misma forma.

En la práctica muchas empresas revelan ingresos y gastos inusuales, estos datos tienen valor predictivo.  Se debe definir el valor limitado de estas variaciones en los ingresos y gastos.

 

Medidas de rendimiento – MPM – definidos por la gerencia. 

Respecto al punto 3, Mediciones del rendimiento de la Gerencia, el IASB propone definir un subconjunto de estas medidas MPM – Management Performance Measurement; estas se refieren a mediciones que se utilizan en comunicaciones públicas por fuera de los estados financieros y complementan los totales o subtotales especificados por las NIIF, siempre basados en el estado de resultados. Aquellas mediciones que combinen cifras del rendimiento con la situación financiera o estén compuestas por relaciones como, por ejemplo, retorno de activos, de patrimonio, costo caja, caja libre no son MPM, porque no parten de un subtotal del estado de resultados por lo tanto no cumplen la definición de MPM.

Los MPM comunican el punto de vista de la gerencia respecto del rendimiento financiero de la entidad.    El IASB propone requerir una nota explicativa para tratar los MPM cuando la gerencia los utiliza, con unos mínimos de información en los estados financieros.

Los indicadores en general si son divulgados, y son públicos deben cumplir lo propuesto por el Exposure Draft.  La gerencia debe explicar porque esas medidas describen de forma justa la posición de rendimiento de la compañía, se debe explicar porque esta medida es clave dentro del análisis que pueda efectuar un usuario.  Se debe incluir una conciliación entre el MPM y el total o subtotal más comparable directamente especificado por las NIIF.

EBITDA.  Para IFRS no hay un consenso sobre lo que representa el EBITDA.  Hay una diversidad en la práctica, por lo que el IASB no lo define.  Se considera que el EBITDA es un MPM y podría ser incluido en un estado de resultados siempre que no afecte la estructura de este.

Del papel del Auditor en el reporte de información financiera

diciembre 6, 2019 por · Comentar 

A veces al preguntarnos, cual es la ventaja de utilizar estándares de información financiera tanto para prepararla como presentarla, la respuesta parece escrita en letra muerta; ¿es un invento necio de quienes hacen las Leyes para complicarnos la vida?, ¿es un invento de los contadores para cobrar más por el mismo trabajo?, ¿acaso se han obviado las necesidades económicas y administrativas de los preparadores de información y el quehacer cotidiano y solo nos quieren cargar con más tareas?

Soy una convencida que los estándares de información bien aplicados definitivamente representan ventajas para quienes los utilizan adecuadamente; claridad, oportunidad, comparabilidad, uso por parte de inversores, evaluación oportuna de riesgos, mediciones fiables, toma oportuna de decisiones sobre información relevante de la situación financiera y del rendimiento; solo se pueden entender como ventajas.

Desde las empresas de interés público, hasta las entidades manejadas por su dueño requieren de información adecuada para tomar decisiones, decisiones que afectan no solo su bolsillo, sino el de muchos. Decisiones tomadas con base en esa información cuya responsabilidad a veces se cree que recae únicamente sobre el contador, pero no es solo suya, parte del representante legal, y pasa también por el auditor y en el caso colombiano por el Revisor Fiscal. Además, como parte de los usuarios de la información, los supervisores, a partir de ella, podrían emitir alarmas tempranas, oportunas y de forma permanente, cerrando un círculo que facilite la generación de confianza en esta.

Es muy interesante revisar el caso de Europa, y soy consciente de que Colombia no es Europa, pero este caso, es un referente de buenas prácticas y direccionamientos, que debidamente adecuados, adaptados o adoptados pueden ser una oportunidad de desarrollo y promoción para el país.

El documento que comparto en esta ocasión, del cual me tomé la libertad de efectuar una traducción al español, es un documento emitido por el CEAOB (Committee of European Auditing Oversight Bodies) con base en el mandato de reporte de información financiera en el Formato Electrónico Único Europeo (ESEF – European Single Electronic Format) emitido por el ESMA (European Securities and Market Authority).

El ESMA es una autoridad de la Unión Europea que contribuye a salvaguardar la estabilidad financiera de la Unión, buscando mejorar la protección a los inversores y promoviendo mercados financieros estables y ordenados, también busca que los ejercicios de supervisión sobre la información financiera se efectúen de forma coordinada; del mismo modo el CEAOB del cual hace parte el ESMA junto con 27 Estados miembro, se encarga de fortalecer la función de la auditoria en la Unión Europea, estos dos organismos se han pronunciado recientemente en dos sentidos:

El primero; haciendo mandatorio el uso de XBRL en la unión europea para el reporte de información financiera, y el segundo definiendo lineamientos de auditoria sobre información presentada en iXBRL.

Es muy interesante a partir de este documento, proyectar una alternativa para nuestro futuro, donde el informe que se presenta en medio digital sea uno solo cumpliendo con los requerimientos de información financiera y también con los de auditoria, dejando en un segundo plano documentos extensos en pdf, Word u otros textos; estableciendo una sola fuente de información; única, del ata calidad, relevante confiable y con mayor oportunidad, donde el auditor sin perjuicio de hacer uso del trabajo de expertos -en sistemas de información- pueda revisar la materialidad, efectuar pruebas sustantivas, y verificar el contexto de la información reportada, de forma oportuna previa a la autorización para la publicación de los estados financieros.

Me llama profundamente la atención este documento, el cual me permite concluir que en Colombia sería posible emitir directrices unificadas como el uso generalizado de XBRL (o iXBRL), lenguaje que en algunas entidades ya está implementado, aspecto que junto con un trabajo coordinando de parte de los responsables de la información para su presentación y por parte de los supervisores en cuanto a su requerimiento y uso, derivaría en reducción de costos y mejoras en la calidad de la información, ambos resultados en pro de todos los usuarios de la información.

Directrices de CEAOB sobre informe de auditoria en ESEF 2

Los programas de contaduría pública en Colombia forman en IFRS?

septiembre 24, 2019 por · 1 Comentario 

Hasta la expedición de la Ley 1314 de 2009, los principios generales de contabilidad contenidos en el Decreto 2649 de 1993, obviamente hacían parte de la formación de todos los estudiantes de contaduría pública del país.  Cuando se empezaron a expedir los Decretos reglamentarios a la Ley, se señalaron los requisitos para pertenecer a cada uno de los grupos y se estableció el cronograma de transición y aplicación, los principios de contabilidad generalmente aceptados cambiaron, y se entendería que de la mano, los programas de contaduría pública se ajustaron para seguir enseñando -no como una mejora en la educación sino como un elemento básico del programa de pregrado- los principios vigentes en el país.

Así las cosas, se esperaría que en los programas de formación de posgrado en la actualidad estuviéramos solamente aquellos profesionales de generaciones anteriores que fuimos formados con los principios de esa época, porque las nuevas generaciones -como sería evidente- ya vienen preparadas con las “nuevas” normas.  Sin embargo, en la actualidad se encuentran profesionales recién egresados hablando de los decretos 2649 y 2650 de 1993, llevando contabilidades, preparando y certificando Estados Financieros con base en principios no vigentes.

Hoy en día lamentablemente, la aplicación de los principios vigentes ha sido muy diferente en las grandes ciudades y grandes empresas, que a nivel de provincias para pymes y microempresas que son la gran mayoría de entidades del país, algunos profesionales de la contaduría aun están esperando que las “nuevas” normas de información financiera se deroguen, que los planes únicos de cuentas antiguos regresen y que la contabilidad se mantenga como era con las normas de 1993;  están ofreciendo dos tipos de servicio, uno económico que incluye Estados Financieros bajo principios anteriores, y uno “VIP” que incluye Estados Financieros bajo Normas de Información Financiera, y hay representantes legales que por desconocimiento o mala asesoría aceptan estas condiciones sin medir las consecuencias.

Cabe mencionar que la Ley 222 de 1995, en el Capitulo VI. Estados Financieros, señala entre otros temas relacionados con la publicidad, certificación, dictamen, y responsabilidad; en su artículo 36 “…Los estados financieros y sus notas se prepararán y presentarán conforme a los principios de contabilidad generalmente aceptados.“, también señala en el artículo 43 “Sin perjuicio de lo dispuesto en otras normas, serán sancionados con prisión de uno a seis años, quienes a sabiendas: 1. Suministren datos a las autoridades o expidan constancias o certificaciones contrarias a la realidad. 2. Ordenen, toleren, hagan o encubran falsedades en los estados financieros o en sus notas.” 

Aunado a las responsabilidades contenidas en la Ley 43 de 1990 y el Decreto 302 de 2015, en relación con el código de ética, que indica:  “Los Contadores Públicos aplicarán en sus actuaciones profesionales el Código de Ética para Profesionales de la Contaduría, anexo a este Decreto, en consonancia con el Capitulo Cuarto, Titulo Primero de la Ley 43 de 1990.“, esta Ley señala en el Título II. Junta Central de Contadores, Artículo 25. “De la suspensión. Son causales de suspensión de la inscripción de un contador público hasta el término de un (1) año, las siguientes:  …5. Desconocer flagrantemente los principios de contabilidad generalmente aceptados en Colombia como fuente de registros e informaciones contables…

 

Como reflexión a mis colegas contadores públicos que se desempeñan como contadores o revisores fiscales, a los representantes legales, a las entidades que pueden orientar los parámetros de educación superior en el país,  a los entidades que vigilan el ejercicio de la profesión en Colombia; a quienes supervisan la aplicación de las normas y a los usuarios de la información financiera; es muy grande la responsabilidad legal que tenemos frente a la preparación y presentación de estados financieros, podemos perder nuestra tarjeta profesional,  la responsabilidad podría llegar a tener consecuencias penales! pero eso no es lo peor, de qué sirve que en el país se hayan expedido estándares internacionales de aceptación mundial, con las mejores prácticas y con la rápida evolución de los negocios, si no somos conscientes de la importancia de formar a los futuros contadores como profesionales de primera categoría, y quienes ya ejercemos hacemos esfuerzos por hacerle el quite a actualizarnos y estudiar, llevando necesariamente la convergencia a “nuevas” normas a una aplicación segmentada que no da los resultados que se esperan, y a los usuarios de la información financiera a tomar decisiones erradas sobre información muy lejana a la situación financiera y el rendimiento de la entidad.

Reporte de información financiera, cómo hacer el proceso más eficiente?

mayo 27, 2019 por · Comentar 

Cada año en el segundo trimestre, los contadores públicos y quienes estamos vinculados con el proceso contable y de reporte de información, nos preguntamos, como organizarnos para poder cumplir a los usuarios de la información financiera del año que se cierra.

Información financiera desde diferentes ópticas y con algunas modificaciones en el contenido y forma de entregar a quien la requiere, hacen parte del día a día de los profesionales vinculados a estas labores.  En otros escenarios nuestra información es tan fácil de compartir, a veces más de lo que uno desearía, como cuando nos llaman incesantemente para ofrecernos productos bancarios, servicios, viajes, etc.  Sin embargo, en relación con el reporte de información financiera el país no ha llegado a un cambio radical que permita modificar la forma de compartir y simplifique la forma de reportarla.

En cuanto a los componentes que están orientados por cada uno de los marcos normativos, tenemos definiciones completas de reconocimiento, medición, presentación y revelación, y para el caso de quienes reportan a entidades que han adoptado XBRL como lenguaje de recepción de información, se cuenta con una estructura organizada armonizada con la taxonomía estándar expedida por IFRS.  Sin embargo, en Colombia donde tenemos dos entidades emisoras de regulación contable privada y una pública, y muchas entidades de supervisión,  siempre queda la inquietud si hay una forma de reportar la información que tiene el mismo propósito una sola vez.  Qué pasaría si las entidades del estado pudieran compartir la información de tal forma que se reduzcan los costos de preparación y reporte, y del mismo modo para las entidades del estado de forma holística se reduzca el costo de requerir y recibir la información?  Parece que fue ayer, cuando existía el plan único de cuentas, como estructura de contabilización de los hechos económicos y en muchos casos se constituía como la estructura de presentación y reporte de información financiera, sin embargo existían al rededor de 15 planes ÚNICOS de cuentas, y seguramente existían razones que justificaran su existencia, pero cual es el costo de hacer comparable la información financiera que se presenta con un mismo marco normativo pero con diferentes estructuras de presentación?  Pues hace aproximadamente 5 años que pasamos la etapa de convergencia a nuevos marcos normativos y estamos en un punto con algunas similitudes, seis marcos normativos en el país, con gran variedad de estructuras y formas de reporte, con contenido similar pero al final diferente, lo que conlleva necesariamente a que, requerir, preparar, organizar, entregar, compartir y usar la información sea más costoso y dispendioso, reduciendo sus cualidades.

Si el país tomó el camino de aplicar estándares de alta calidad y de obligatorio cumplimiento, porqué no tomar la decisión de aplicar un lenguaje estándar de reporte de información como XBRL, que de forma coordinada permita una organización estándar -hasta donde sea posible por las competencias de cada entidad de supervisión- que facilite la entrega de la información y especialmente que el uso y la consulta sea más fácil, porque al final, la información contable busca entregar información relevante a los usuarios y facilitar la adecuada toma de decisiones sobre la misma.

 

 

Cómo se aplican las NIIF a las criptomonedas?

abril 28, 2019 por · Comentar 

Si bien el comité de interpretaciones de IFRS decidió no agregar el tema de criptomonedas en la agenda de emisión de normas, si realizó una discusión en relación con las normas que aplican al reconocimiento, medición, presentación y revelación de las mismas.

A pesar de que existen muchos tipos de criptomonedas, el comité estableció un subconjunto con las siguientes características que le permitiera efectuar un análisis:

  • Es una moneda digital o virtual que utiliza criptografía avanzada para su emisión, validación y registro
  • No es emitida por una autoridad jurisdiccional u otra autoridad competente
  • No da lugar a un contrato entre el titular y una contraparte

El comité considero que a la luz de NIC 38 – Intangibles y NIC 21 Efectos de las variaciones en las tasas de cambio de la moneda extranjera, una criptomoneda cumple con la definición de activo intangible, porque es un activo no monetario (ausencia de un derecho a recibir un número determinado de unidades monetarias)  y es identificable sin sustancia física.

El comité concluyó que debe aplicarse NIC 2 – Inventarios cuando se mantienen para la venta en el curso ordinario de los negocios, de no ser así se aplicaría NIC 38.  Desde el punto de vista de NIC 32 – Activos financieros, las criptomonedas no cumplen con la definición ya que una activo financiero es a) efectivo; (b) un instrumento de patrimonio de otra entidad; (c) un derecho contractual para recibir efectivo u otro activo financiero de otra entidad; (d) un derecho contractual de intercambiar activos financieros o pasivos financieros con otra entidad en condiciones particulares; o (e) un contrato particular que será o puede ser resuelto en los instrumentos de patrimonio propios de la entidad.

Las revelaciones deberán hacerse de conformidad con NIC 2 o NIC 38, si es del caso también de acuerdo con NIC 10- Hechos ocurridos con posterioridad al periodo que se informa, esto si la entidad que informa considera que los cambios en el valor razonable de esas tenencias después del período de presentación de reportes son tan importantes que la no divulgación podría influir en las decisiones económicas que los usuarios toman con base en los estados financieros.

Adicional al análisis efectuado por IFRS, en Colombia se han efectuado análisis y generado documentos y posiciones al respecto por parte del Banco de la República, DIAN, Superintendencia Financiera de Colombia entre otros.  En estos documentos se encuentran discusiones que parten de su naturaleza ya que indican que no deben llamarse criptomonedas sino criptoactivos porque una moneda nace de la soberanía monetaria del estado,  sirve para honrar obligaciones, y tiene respaldo de una entidad estatal; las monedas tienen poder liberatorio ilimitado, los criptoactivos no son reconocidos como divisas por no ser emitidos por un gobierno soberano y sus precios son altamente volátiles.

Al no ser considerados una moneda, ni una divisa, no pueden ser usadas por el sistema financiero y no pueden ser transadas en el mercado de valores colombiano.  Por otra parte la DIAN ha manifestado que: “las monedas virtuales no son dinero para efectos legales. No obstante, en el contexto de actividad de minería, en tanto se perciben a cambio de servicios y/o comisiones, corresponden a ingresos y, en todo caso, a bienes susceptibles de ser valorados y generar una renta para quien las obtiene como de formar parte de su patrimonio y surtir efectos en materia tributaria”

Por otra parte, la regulación y la supervisión no puede cerrar los ojos ante este tipo activos y cualquier otro producto de la innovación financiera, siempre que no sean pasajeros o inmateriales.

Siguiente »